martes, 27 de octubre de 2009

Media historia antes de un momento clave

Dinner for two lost its taste
When I embraced
All of your leftover bait
And I wish we had never gone stale
But who could tell
Your expiration date
Oh Id like to get over
Id like to get over you


Así comenzó. Llegué tu casa, toqué timbre, esperé. No salías, yo ya me estaba impacientando, no se, supongo que estaba un poco nervioso, quizas te habias arrepentido y decidiste salir a algun lugar a 5km de ahí, y yo tocando tiembre en una casa vacía. Pero no, se prendió la luz que está encima de tu puerta, y abriste. Casual y diferente, siempre supiste como ser el detalle que resalta en el mundo, dondequiera que estas, siempre sos lo que resalta (o al menos yo lo veo así, es bueno que alguien piense eso de vos, no?).
Fuimos al lugar que vos querías, ese lugar del que habías hablado durante tres semanas sin parar, que nunca habías ido pero me hablabas de tal manera que uno llegaba a pensar que vos lo habías construido y lo conocías de memoria. Me sentí mal porque no fui capaz de apreciar el lugar, a pesar de las no se cuantas horas que estuvimos ahi, no podía hacer otra cosa que no fuese estar ahi, con vos, no me enteré donde,no escuche las 47 canciones que pasaron, ni miré la excesiva cantidad de lamparas en el techo y paredes, los cuadros las cortinas, el rojo, el dorado, las mesas pequeñas tan bien cuidadas, el aire libre, nada.
Como la noche suele ser ideal para salir a caminar, te invité, simplemente porque tenía la sensacion de que era algo que teníamos que hacer. Las calles se hacían largas, las veredas angostas, los autos que pasan en una sola dirección, gente sola, gente acompañada, grupos que gritan y rien, negocios cerrados con alguna luz todavía encendida, el cielo completamente despejado, con la luna y unas cuantas estrellas, me acuerdo que una vez me hablaste de las constelaciones, y que conocías algunas, y me las mostraste, yo asentía, te decia "ah si, ahi la veo" pero no tenía idea, me sentía un poco tonto, pero me imaginaba mis propias constelaciones (que algún dia te enseñarè). A medida que el tiempo pasaba (yo suponía que el tiempo pasaba, pero eso era solo porque yo lo imaginaba, quizas si no quería que el reloj se moviera, no lo hacía) escuchaba sus historias, cientos de historias, siempre te pasan un monton de cosas, una mas impresionante que la otra, a veces envidiaba eso, pero tambien sabía que al estar con vos, era a mi al que le pasaban las mejores cosas(pero prefería guardarme eso para mi).
La mejor parte vino despues, lástima que no la recuerdo, por razones que solo las teorias sobre el espacio y el tiempo pueden explicar...

1 comentario:

  1. A mi me gusta tu realidad. ¡Ojo con confundirla con la ficción! Que descances.

    ResponderEliminar