viernes, 12 de febrero de 2010

Después de la tormenta

Lógica.
Despues de la noche, viene el día. Al amanecer la marea baja, el golpe cesa, la costa se aclara, dejando los restos de estrellas, de palabras, de miradas, de historias.

Mil imagenes en un destello, me ví desatado, me vi lejos, pero.... otra voz ¿Fue un sueño?.

Abro los ojos. El sol comienza la nueva etapa. Todo se aclara, las sombras que no me dejaban ver ahora se esfuman, no saben hacia donde correr, no saben si volar o enterrarse, y yo las miro, sorprendido, pero somo siempre, manteniendo la calma, aparentando que nada sucedió, sabiendo que solo es mi imaginacion.
Sigo en la costa, mis ataduras llenas de sal y agua se aflojan, extrañamente estan cortadas, yo sabía que la atadura (que yo mismo hice en la tormenta) iba a ser letal, que me iba a dejar ahi hasta la próxima tempestad dorada... ya no siento ese frío de la noche, los rayos de sol renuevan mi alrededor (y a mi tambien). La columna resistió, la tormenta cruzó el océano, lejos, más lejos de lo que mis ojos pueden alcanzar. Ahora estoy yo, en la costa, con sed, con hambre, mareado, intentando recordar que pasó antes de perder el conocimiento, antes de perder la razón, antes de dejar que me arrastre el mismo movimiento que hace tiempo me había llevado por primera vez.
Miro mis pies y me doy cuenta de que puedo moverlos, puedo caminar, puedo avanzar, nada me lo impide. La costa es tan infinita como el océano, a lo lejos, en la base de la montaña se ve una silueta, pero no voy a ir hacia allí, no todavía, primero tengo que dar pasos, pasos despues de pasos, dejar huellas, saber realmente donde está lo que quiero, tengo todo, estoy vivo, miro las cuerdas, esas que me ayudaron a atarme, y reconozco algo que no es mío, una esencia que siento en este lugar, alguien estuvo aca antes, justo despues de la tormenta, antes de abrir los ojos.

No fue un sueño, todo eso sucedió, todo lo que vi y lo que escuché...

El sol ya salió por completo, ahora tengo un nuevo camino.

1 comentario:

  1. A veces te das cuenta que no es tan dificil como parece, levantarse y andar.

    Abrazo amigo, te veo el sabado.

    ResponderEliminar