domingo, 7 de febrero de 2010

La luna y la marea

Di la vuelta al mundo en 79 dias, y el último fue suficiente para que dieras 80 vueltas en mi cabeza.

Hay una caja en el fondo de mi cabeza, donde metí ese fragil cristal que de todas maneras se rompió; el movimiento fue lento, pero demasiado intenso como para resistir... antes de la sacudida escuché el piano, y por la ventana vi todas las fases de tus lunas, te vi eclipsando a todo y a todos, te vi en cada prediccion idiota, te vi, pero no puedo mirarte.

Para confundirme con una sonrisa ya tengo una pintura...

Incomodidad, incomprension, incertidumbre, como el minotauro encerrado en el laberinto esperando algo que nunca llega... los dioses suelen ser muy crueles, los mortales no sabemos el destino, los oraculos nos hablan en metaforas, las metaforas nos hablan pero no nos escuchan, y yo quiero ser escuchado.

Aprendi de la comedia, aprendi del drama, la teoria está leida, aprendida, criticada... pero el mundo es tan práctico que siento que no sirve nada de lo que creo que se (solo sé que no se nada)
No puedo probar, el mundo quizas no está listo (en realidad mi mundo no lo está, no soy capaz de dejarle todo al impulso, no me lo permito).  Sé lo que no quiero, y todo está tan lleno de eso... son tatuajes permanentes, cada vez la tinta ocupa mas lugar... y no encuentro el lugar donde puedo pintar.

Me causa fascinacion esa contradiccion entre tu cuerpo y tu pensamiento(el cual no conozco, pero soy de los que suponen), o la que hay entre tu mirada y tu indiferencia. todo cambia tan rapido, en segundos, no es sano, la alucinacion dura solo segundos, pero las mil dosis durante un unico eclipse afectan cualquier marea, y ahora tengo que soportar las olas que no paran de golpear... pero asi se dan las cosas en una tormenta, te relaja, te encanta, te asusta, te deja y se va... para repetirse solo cuando ella quiera volver, sin avisar.

Ya viví esto, ya vi la luna ahi arriba, ya vi las olas moverse, esta vez me até a la columna, no puedo dejar que me lleve, no quiero...

no quiero?

5 comentarios:

  1. Aw, me gustó :) Me gusta saber que hay gente out there que sabe y puede escribir así de lindo :D Será porque a mí no me sale, pero complemento esa especie de sana envidia (si existe tal cosa) sabiendo que sé y puedo dibujar tan bien como me atreva :D

    Y a veces me siento mal por no comentarte tan seguido (porque encima vos sos de pasar por mi so-called blog y das señales de vida); lamentablemente siempre fui una eterna observadora y crítica muda/manca (cosa que no me gusta mucho, tbh), o una lectora silenciosa como me suelen llamar, pero hay que darle lugar al cambio! Sí a los comentarios! (?) XD

    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Creo que comprendo de lo que habla tu conceptual incomprensible, amigo. No te contaron la historia de la noche en que las mareas se resistieron a la luna? Siempre hay excepciones.

    ResponderEliminar
  3. http://betesda.org.ar/joven/imagenes/aplausos.jpg

    MUY, MUY bueno eso!

    Es medio masoquista todo eso. Te lleva la tormenta, naufragas, te prometes no volver a salir al mar, pero para cuando te queres dar cuenta estás construyendo una balsa y zarpando de nuevo, con la esperanza en el corazón de que vas a llegar al otro lado y la certeza en la cabeza de que, otra vez, terminas con los restos del bote en otra isla desierta prometiéndote no volver a salir, y saliendo de nuevo.

    Que personas pelotudas podemos llegar a ser, jajaja.

    Nos vemos en Average Joe's!

    ResponderEliminar
  4. y de pelotudas que se creen que me crei que era el posta...


    (LO TENIA QUE DECIR EN ALGUN LADO SINO IBA A EXPLOTAR)

    ResponderEliminar