viernes, 17 de septiembre de 2010

Pensamientos sobre lo inesperado.

Una de las cosas que me gusta de ella, es que a medida que la conozco, voy conociendo cosas de mi. Voy aprendiendo más sobre lo que quiero, y cuando lo quiero. Es como que no solo nos conocemos, sino que crecemos.

Ponele, una de las cosas que me doy cuenta, es corroborar mi pensamiento de toda la vida, de que no quiero algo como lo que se ve en todos lados, todo el tiempo. Necesito algo distinto, tanto en lo bueno como en lo malo, si la pasamos bien, que sea diferente al "pasarla bien" del resto, y si me peleo, que sean peleas fuera de lo común, no se, igual como que al principio el modus operandi es similar siempre, y como dije, concerla es conocerme, y no solo eso, porque también es conocernos.
Esto de pluralizar cosas que solían ser solo mías es una sensación extraña. Siempre fui para mí, tengo el ego de un nene chiquito, pero la vida trae cosas que te dan un cachetazo, pero no de esos que te duelen, sino de esos que te despiertan.

5 comentarios:

  1. Este blog no va a ponerse cursi.

    lamento informarte pero este blog se volvió cursi! pero esta bien!...

    descubrí tu Luis Miguel resucitado!... =)

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA

    listo, a partir de ahora soy machista(?)

    ResponderEliminar
  3. igual no lo dije en tono cursi, es un tono analitico... tiene algo medio cursi, obvio, pero es todo analisis de situacion.

    tampoco da ser un frio total, no soy un robot!

    ResponderEliminar
  4. que loco y que lindo que es eso de conocer a una persona y a la misma vez conocerte .

    ResponderEliminar
  5. A mi se me escapó algo así. Ahora me encuentro sola con todas las cosas que descubrí en mi, que no sabía que estaban ahí. Ahora yo, me recuerdo a él y eso no es tan copado. Pero bueno, ya voy perfeccionando las formas de caer.

    Re pesimista mi comentario, perdón jajajaja.

    ¡Un saludito McFly!

    ResponderEliminar