viernes, 8 de octubre de 2010

¿Agua?

Hay algo que me estuvo costando descifrar estos días. Creo que se porqué me costaba, pero al mismo tiempo sentía que me falta ver una gran parte de la situación. No sé a cuantos de ustedes les ha pasado, no se si lo habrán intentado siquiera, quizás se dejaron llevar, pero yo no me dejo llevar tanto (creo).
Esto de hacer filtrar por la razón cosas que uno siente es un tanto complicado, o muy... es tan complicado que en cierto punto es ridículo, y termina resultando gracioso. Este "filtro" no quiere hacer nada malo, simplemente intenta ir aclarando las cosas, ya que cuando uno se enamora, queda ciego, entonces este dúo que tanta mala fama tiene de ser enemigo acerrimo, de nunca estar de acuerdo, de tirar para lados opuestos de la soga, en este caso intentan ponerse de acuerdo. Pero claro, parece que hablan distintos idiomas, es como que se sienten un holandés y un uruguayo frente a frente y tengan que llegar a un acuerdo. Se miran, se reconocen, saben quien es cada uno, pero saben que no van a entenderse, uno señala el vaso de agua y pregunta "¿agua?" y el otro contesta "water? ja!" y ambos se ríen, porque entendieron, pero cosas que no vienen al caso... entonces terminan los dos tomando agua, mirándose de reojo a traves del vaso, sabiendo que es muy difícil que lleguen a algo... pero lo intentan. Lo bueno es que no se miran mal, no están pendientes uno del otro, solo están diciéndose cosas e intentando descifrarlas... se conocen de toda la vida, pero el rol de cada uno antes era muy diferente, se gritaban de ventana a ventana, y los dos terminaban encerrados, a las puteadas y no hacían nada. Eso del lenguaje no sirvió, pero después les das un instrumento a cada uno y se ponen a improvisar, y resulta que a los dos les gustaba lo mismo, y tocan tres horas seguidas, y ahí se reconocen. Ahi ya cambia la cosa.

Quizas hay que dar alternativas, quizas hay que dejar de lado todo lo que uno conoce o le cuentan... y simplemente improvisar, empezar a ver como reacciona la otra parte, quizas yo descubrí ese punto de contacto, no lo sé, todavia hay que pensar y sentir un poco más, dejar que el tiempo haga su trabajo.

8 comentarios:

  1. Gran metáfora galán!
    Mandame las coordenadas del punto de contacto jaja

    ResponderEliminar
  2. Yo lo único de lo que tengo certesas es que me gustaba más el diseño anterior de tu blog. Todo lo demás es una gran incógnita. Ni siquiera se si escribí bien la palabra (c/s/z)erte(z/s)as.

    ResponderEliminar
  3. si, a mi tambien, pero me da mucha paja hacer uno nuevo... igual no va a durar mucho este(!)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. énfasis: "cuando uno se enamora". Recomendación de una euge que tenía un blog público: no subas nada hasta llegar a, mínimo, los dos meses de noviazgo

    ResponderEliminar
  6. yo no hablé de mi en presente ahí. fue en futuro, como previendo

    "simplemente intenta ir aclarando las cosas, ya que cuando uno se enamora, queda ciego"

    o sea, intento aclarar todo antes de que llegue eso... entendes?

    estoy en todo(?)

    ResponderEliminar
  7. TIEMPO!

    y nosotros tan impacientes... que después de cinco minutos muchas veces decidimos auto consolarnos con un " y bueno quizá no tendría que haber sido" resignandonos...

    O tal vez esperamos, y llega y todo es mágico. Tan mágico que sentís como se va quebrajando y lo vas cubriendo de yeso otra vez... cuidandolo más.

    ResponderEliminar
  8. no entendí mucho la entrada... igual para mi... tu futuro es la chica del tren! que queres que te diga. no acepto otra.

    ResponderEliminar