martes, 19 de octubre de 2010

Bipolaridad

No me gustó que se abra la ventana, y que el viento haga que todas aquellas cosas que escribí a lo largo del tiempo se desordenen, vuelen sin rumbo, salgan del lugar donde yo las puse. Lo peor de todo, es que al levantar varias de esas hojas, me doy cuenta que se han borrado frases, conceptos, definiciones, cosas que creí que sabia, cosas que creí que llegado el momento solo necesitaría repasar para no tropezar con esa piedra que me hace humano, ahora simplemente desaparecieron, la brisa desordeno toda la habitación, y yo quedé en medio de hojas a medio escribir, de libros abiertos en cualquier página... quedé desesperado, sin entender, buscando el papel donde escribí como reaccionar a esa brisa...

Me gustó que se abra la ventana, y que la brisa pase por mi cabeza provocando un escalofrío, llegando al escritorio, llevándose todas los papeles sueltos y libros que tenia ordenados en estantes, llenos de cosas que había escrito a lo largo del tiempo, con experiencias, con advertencias, con maneras de hacer tal o cual cosa. Ese orden tan metódico me daba seguridad, pero la naturaleza de la brisa cambia esas cosas, la naturaleza cambia todo lo que uno crea, escribe cosas distintas, desordena para volver a ordenar, y yo, quedé mirando como todo tomaba un nuevo orden, como las cosas escritas en mi piel cambiaban, y como la brisa me quitaba todas esas cosas que ya no necesitaba...

9 comentarios:

  1. Me gusto eso de "buscando el papel donde escribí como reaccionar a esa brisa..."

    te imagine como un loquito precavido ante cualquier cosa y ahora como que ya no te importa...

    eso es porque estas enamorado...

    ResponderEliminar
  2. Marty, está bueno que veas lo malo y lo bueno de que se abra la ventana y se te vuelen las hojas, pero buscá el equilibrio, en todo el equilibrio(?) (Cómo hacés para dar siempre buenos consejos? coño.)

    ResponderEliminar
  3. Este es, probablemente, el mejor post que hiciste desde que tenés el blog.

    En una clase de algo este año en la facu escuché que, no se qué autor decía "el hombre piensa una vez para luego no pensar", o algo por el estilo (claramente estoy poco atento este año).

    Uno se crea esos manuales de acción para seguir paso a paso frente a X situación para que, llegado el caso, no tenga que pensar qué hacer. Lo más gracioso es que uno se acostumbra a esos planes de acción y cree que lo está pensando.

    Pero justo cuando entra esa brisa que te desordena esos manuales de acción, en especial las condiciones en las que pueden ser usados, te obliga REALMENTE a pensar, y a darte cuenta de lo poco útiles que son en función de "la felicidad", si pensamos que dentro de esa vida feliz hay cambios y sorpresas.

    Evidentemente este fin de año vino movido para varios de nosotros!

    Que andes bien, Nasso!

    ResponderEliminar
  4. BI BI BI BIPOLAR ♫
    AQUÍ HAY AMOR AMOR AMOR AMOR ♫
    Y si llama YA! sumamos a su compra las mejores canciones de marineros..
    HABÍA UNA VEZ UN BARCO CHIQUITO ♫
    EN UN BOTE DE VELA, A LA MAR ME HICE ♫
    Solo a $9.95!

    ResponderEliminar
  5. Me gusto tu blog, me gusto estaentrada, y me gusta más el lado "positivo". Y me gusta la idea de la bipolaridad vista desde un vientito que entra por la ventana.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. tus líneas me hicieron sentir que estaba vivo. y me transportaros a la casa frente a la laguna de 'the notebook'. el más gay era.

    ResponderEliminar