domingo, 22 de mayo de 2011

Escenas: Museo

-Hacía mucho tiempo no entraba en uno de estos. De chico había imaginado que se trasladaban a través del tiempo, y pedían tal o cual objeto para exhibirlo en el futuro. Y aquí estaba yo, en esta explosión confusa de temporalidades encerradas en vitrinas impecables, gigantes de otros tiempos reducidos a huesos y palabras escritas con tintas añejadas, que nunca habían imaginado ser leídas por visitantes del futuro. Caminar pasillos, escuchar pisadas, observar historia. Pero el toque especial lo dio algo que nada tenía que ver con el pasado, pero desde donde estoy parado, complementa increíblemente bien la habitación. La pared con un antiguo mapamundi, gigante, desplegado, con sus arrugas, sus colores gastados, tonos cálidos, mil ochocientos algo decía al costado una pequeña placa. Los continentes, las separaciones políticas, la geografía, casi todo expuesto, una fotografía inventada y poco real de un planeta que nunca quiso ser así. Desde donde estoy parado, América latina es una cascada de marrones, ese color fiel de la tierra, rojizo de a ratos, si le da el sol, caso contrario, era un castaño que si bien combinaba con los colores del mapa, estaba lleno de vida. Un vestidito azul, compararlo con el océano sería demasiado obvio, pero era lindo pensarla así, como parte del fondo, como pintada. Con una mano se lleva el pelo hacia adelante por sobre su hombro, dejando a la vista su frágil espalda, blanca como la arena más fina, hermosa sin lugar a dudas. Ella miraba hacia arriba, miraba hacia abajo, yo me había perdido completamente en la escena, de los sesenta mil pensamientos promedio que una persona tiene por día, esta escena era lo más interesante, y ahora ocupaba por completo mi cabeza. Le saqué una foto, desde donde estaba yo parado, ella tapaba América Latina, pero no me importó, porque probablemente en ese momento, esa espalda, ese vestido azul y ese pelo largo eran las tres cosas más lindas del continente, me pareció justo su reemplazo, y me llevaría  mi propio pedacito de historia, para ver en el futuro.

8 comentarios:

  1. Mi historia de amor ya termino...

    iré a un museo a encontrarme con alguien que me haga pensar que america latina no me importa.

    estoy emo.

    ResponderEliminar
  2. Que ternura! me encantó
    no te faltaran enamoradas escribiendo asi
    mucha suerte

    ResponderEliminar
  3. hermoso esto che!

    me gustó mucho.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sos un apasionado. Me gustó el texto (:

    ResponderEliminar
  5. genial!

    es usted un romántico sr.
    abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ayayayay, estás enamorado de todo y ahora con mumford vas a chorrear enamoramientos prematuros.

    ResponderEliminar
  7. es el momento perfecto para que nos hagamos todos hippies :) muy bonita imagen. y muchas gracias por la onda del sábado, de ayer y de siempre :)

    ResponderEliminar
  8. Si, te cuento:

    la maldita novia comento una foto en el facebook de la cátedra de la materia, osea, la cátedra tiene un facebook donde suben fotos, etc. y subieron las fotos de la entrega del tp anterior, entonces en la foto de él, dice su nombre y apellido que lo puso una piba, esa piba es la novia, porque esa es toda la investigación que hice yo!. Entonces claramente el le pidió a la novia que se haga amiga de la cátedra para ver las fotos, pero a mi me dijo que se lo pidió a una amiga!!!.

    es obvio.

    ResponderEliminar