lunes, 13 de junio de 2011

Diálogo con un libro sobre una cuestión de domingo

(...) lo que me llamó la atención fue que las escenas estaban intercambiadas, no solo en orden, ya que en un momento se dieron causa y consecuencia simultáneamente. Ellos empezaron a conocerse, pero intuyendo que una parte ya se conocía. Se vieron, y al minuto no podían dejar de mirarse. Pero no era la mirada curiosa, ya que algo en ellos creaba el siguiente momento, la próxima escena, antes que suceda. Jugaron con eso, jugaron con lo inevitable, pero no por evadirlo, solo jugaban con la provocación, hasta que la tensión simplemente no resistió más. Siempre pareció un juego, pero claro, el tiempo hace que el juego se transforme, que el idioma en común cambie de significado, o no, un beso puede ser solo eso, o no, puede tener un significado más profundo, o morir para ver nacer el siguiente. Pero entonces, ¿El significado se siente?, porque eso no es algo que puedas sentarte a pensar, porque es lo peor que podes hacer, estás cambiando el idioma, y así nadie se entiende(...)


La respuesta al interrogante estaba en el mismo hecho que suele confundir a tantos de nosotros:


"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran"*

*Gracias Julio, así de simple y compleja era la cosa.


(Esta cuestión de domingo esta llena de ayeres, el lunes mezcló nostalgias digamos...)

6 comentarios:

  1. "nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran" Guau!
    "Con un beso te dire todo lo que he callado" Y con tantos besos como palabras nos vamos hablando...
    Me enamoré del post!
    Beso

    ResponderEliminar
  2. -si la respuesta no está en Rayuela, habrá que darse por vencido (?)-

    qué linda entrada, che. me gustó, me dejó pensando (eso es todo un acontecimiento.) creo que este estado raro-sin redistribución de ingresos- impide que me exprese como debería. quizás porque no haya que decir nada más que: sonrisa.

    no sé.

    ResponderEliminar
  3. Me suelen gustar ese tipo de lecturas detalladas, preciosas gracias por haberte topado palabras que dan inspiracion y me invitan a crear, saludos te sigo!!

    ResponderEliminar
  4. capo Julio, pero estamos en Junio.


    chiste malisimo!:

    ResponderEliminar