domingo, 28 de diciembre de 2014

Post-It XVII

Hay una gran diferencia entre pensar en vos y acordarme de vos.

martes, 9 de diciembre de 2014

Mysterious Ways

Thursday night. Somewhere between 2:00am and 3:00am. I was having a beer alone in a little bar in Adrogue. I was alone because I needed some time to be with myself. It's somehow funny when people passing by just look at you, sitting alone with one glass on the table, thinking that I'm not ok because I'm having a beer alone. The energy on their looks, most of them pity looks, made me think of the desperate need of people to be-with-someone, no matter what, and that thought disturbed me a lot.
There was a couple two tables away from mine, they were not ok judging by their faces and gestures. They look exhausted, he has his elbows on the table, one hand holding his head and the other one anxiously moving an empty glass, she has her fingers clasped on her thighs, and couldn't help looking away every time his words upset her. It seems like he is giving reasons, explaining himself, and she was trying to understand, but the cliché of the situation made me think it was pointless for them to be doing that, there was no back to the start. The strange part was that they treated each other with so much care, they knew maybe it was over, but it just impressed me the way they honestly tried to figure things out, avoiding unnecessary impulses. The ending of a real relationship seems like a paradox, because I could see there was definitely sympathy, they cared, so the inability to work it out made me feel a little hopeless (perhaps that ending was the perfect "work it out" but the idea of eternal love is the one we are supposed to believe in, hope is powerful, but it can also blind you). I wanted to listen what they said, The place was almost empty but the music was too loud for me to hear them.
My supposition of the ending made me more curious about them, it was almost inevitable to think about the "split movie-like screen", where in the first one they stay together, and I could witness the calm before the passion, watch them kiss, smile, hold hands or desperately grab each other before having sex in the car in some lonely alley because they just can't wait to go to his or her house. The other scenario where they end things, and I get to see that last goodbye, follow them separately,  know their thoughts, watching them cry or walk around with no particular direction, taking the long way home, closing the door of the bedroom, the eternal time before they finally fall asleep and the lack of appetite the next morning while they do nothing but recreate the night before.
At one point they get lost in another couple that was outside, they were silently smoking, looking at the trees. They copy their silence for a while, looking at each other thinking what to say next, I finish my glass and go outside for a smoke (the smoking couple had already left so I had no chance to see what was happening there). When I went back in, he was asking for the check, I was confused because It didn't look like their conversation would end that soon, I had the feeling I missed a crucial part of the talk, so I felt bad. They stared at each other for about a minute, and then as she reaches her hand to his, his nose starts bleeding. She startles, he doesn't understand at first, so she calmly runs her thumb over his upper lip and shows him, he takes a napkin, she tells him to look up, he makes a joke, she smiles and guides him to the bathroom at the end of the hall.

I stayed for about 10 more minutes, I didn't see them leaving.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Perder la cuenta.

No paraba de llover, la fiesta pasó al quincho, y eramos como 40 personas, entrábamos justo, pero por suerte no hacía tanto calor. No podía parar de mirarla, tenía unas ganas irresistibles de comerle la boca,  hacía 2 minutos que Maru (una de las mejores amigas) me había dicho "dejá de mirarla y andá, no te aseguro nada, pero jugátela, ya fué"
"En el próximo tema la saco a bailar y que sea lo que sea" pensé, terminándome un cuarto de vaso de fernet. Coraje líquido, excusa.
Antes de que pudiera terminar el vaso nuestras miradas se cruzan y ella viene directo a mi, sonriendo, me encantaba como las pecas se le juntaban en la nariz cuando sonreía.

-Che- me dice acercándose a mi oído.-Le gustás a Lau- y se quedó mirándome como si me hubiera dado una excelente noticia. Los ojos se le abrieron esperando mi respuesta.
Si tan solo supiera.

-¿En serio?- le dije, fingiendo sorpresa pero sin poder actuar felicidad.

-Hace rato, avivate, está entregadísima-

(me río).-No puedo, sorry, no me gusta- no podía creer mi suerte, en realidad sí, pero no la vi venir, creía que ya había superado esa etapa.

-Ay, dale! ¿Qué son unos besos?-, me preguntó como rogándome que vaya a buscarla.

-Ja! es que cuando alguien no te gusta, no te gusta, no hay nada que puedas hacer, ponete en mi lugar, imaginate si yo vengo y te digo que tal pibe te tiene ganas (alguien que no te gusta), ¿Le das?-

-Uf, bue, sí, tenés razón, que cagada, Lau es re linda- su tono de voz me confirmó que había entendido lo que le dije, me tranquilizó pero mi cabeza era un colapso de ideas y frases armadas.

-Si- (y en un ataque de "no me importa nada" salió) - Pero me gustás más vos, entonces se me complica- le dije mientras sentía que se me prendía fuego la cara.
Se llevó una mano a la boca con una cara de sorpresa que no me voy a olvidar en un buen tiempo.

-¿Es joda? me pregunta sabiendo que no era ningún chiste -¡Pero tenés que darle a Lau!- me dice como si eso solucionara todo.

-El universo es medio hijo de puta,¿No?- le dije haciéndome el despreocupado, sin expectativas de nada, porque ya estaba todo resuelto. A veces me resulta trágico tener el humor como mecanismo de defensa.

-No puedo, le gustás mucho a Lau, no da- y ahí me abrazó (como pidiéndome perdón).

-Está todo bien, mala suerte- Le dije como si no me afectara, señalé mi vaso vacío con una sonrisa, ella me devolvió el gesto, me di vuelta y me fuí a buscar otro fernet.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Un minuto en el planeta Tierra

-00:23-Montevideo, Uruguay- Laura tuvo su segunda hija. Esta vez logró sostenerla en brazos, sentirla en el pecho, escucharla llorar. Lloraron juntas, lloraron solas, de miedo, de felicidad, de alivio.

-06:23-Buenos Aires, Argentina- Mariano subió al tren y vio a su ex novio mientras en sus auriculares sonaba Amapola, de Juan Luis Guerra. Se frustró, le dió bronca, él creyó que estaba bien, que lo había superado. No se acercó.

-19:59- Santo Domingo, Ecuador- Don Evelio cumple 80. Matías, su nieto, le había enseñado a usar Skype para que lo pueda saludar desde Holanda, donde está estudiando hace dos años. No hubo internet en todo el día, la familia se hartó de hacer el reclamo por teléfono. Suena el timbre.

-03:46- Córdoba, Argentina- Lorena está de guardia hace 16 horas en una clínica, la necesitan urgente en el quirófano, su hermano tiene un tiro en el cuello, intentó asaltar una casa donde vivía un gendarme
.
-05:33- Sofía, Bulgaria- Tatiana acaba de tener el mejor orgasmo de su vida, ama descontroladamente y con locura, abraza fuerte, busca la mirada de él, pone las manos en su cuello, está llena de adrenalina, le tiembla el cuerpo, quiere que ese momento no termine jamás, no recuerda la última vez que la hicieron sonreir de esa manera.

-17:20-Buenos Aires, Argentina- Joaquin se olvida la letra en plena función, ve a Mariano sentado en la cuarta fila, no lo esperaba, fue terriblemente sorpresivo, él no tenía que estar ahí, hace dos meses que no lo ve, improvisó la letra, algunos se dieron cuenta.

-15:03-Chillan, Chile- Federico deja una carta escrita por él pegada bajo el escritorio del banco, donde le dice a Jazmin (que se sienta en el mismo banco pero en el turno mañana) que está enamoradísimo de ella. Él esta orgulloso, al fin se animó, y va a estar todo el día esperando la respuesta.

-02:28- Michigan, Estados Unidos- Hanna termina una botella de ron, tiene 43 y hace 2 años que no tiene sexo con un hombre. La botella cae de la cama, gira hasta detenerse en el vestido que usó la noche anterior.

-19:15- Alytus, Lituania- Audra lo mira a los ojos, se da cuenta de que Jurgis no es la persona que quiere, pero no entiende, ella cree que él es perfecto, hace todo bien, la ama y siempre está para ella, pero ella ya no lo quiere.

-13:44- 9 de Julio, Argentina- Martín deja el mate en la mesa: se entera que la cuenta bancaria de las donaciones ya tiene el monto que necesita para la operación, se va a Alemania, despues de 21 meses está a un paso de curar a su hermana.

-10:04- Mendoza, Argentina-Alicia termina la carta de cumpleaños para su sobrina, mete 400 pesos a modo de regalo/perdón por no poder asistir a sus 15. Escribe mal la dirección en el sobre, no se da cuenta.

-08:57- Barcelona, España- Marcos sube al ascensor, donde ve sola a esa mujer que le parece increíble que trabaja en el piso 13, se muere por saber como se llama.

-21:21- Alberta, Canadá- Natalie elimina por fin de facebook a Jesse, cuando va a eliminar la conversación de whatsapp, se va cuatro meses atras y comienza a leer.

-22:19- Temperley, Argentina- No hay nadie en el estadio, Cesar en el centro, esparce las cenizas del viejo, fanático del Cele, y le dice que va a estar ahí adentro cuando vuelvan a primera.

sábado, 25 de octubre de 2014

Raindrops

You're not the first, you're not the last
that will walk through this ancient path
Please take your shoes off when you arrive
You think I'm late but I'm on time

Watching the sky, guided by stars
I want to find your face in town
It's kind of strange, I should've known
I do not wander, but I'm lost

Winter's gone but where's the sun?
Curiosity is love having fun
Is wondering why your smile is shy
Why it still gets me every time

Ten minutes earlier we arrived
an empty place where we finally sat
I went there to finish our song
You started singing from the top

You were scared, that I know
The ocean I did not ask for 
But raindrops aren't good enough
Two shouldn't be a number so high

I want to kiss you one more time
Curiosity is love having fun
Is wondering why your smile is shy
Why it still gets me every time

martes, 21 de octubre de 2014

Combustible

A unos cinco metros de distancia, flaca, piel blanca como toda descendiente de irlandeses, pelirroja, con el pelo largo hasta la cintura, vestía una remera de Led Zeppelin y unos jeans gastados, esa era mi vista desde la barra del bar. Sola detrás del mostrador, parecía tener una actitud muy antisocial, juzgaba (cuando no la miraban) con ojos serios detrás de los vidrios de marco grueso, semi-escondida detrás de un ejemplar viejo pero bien conservado de "La campana de cristal", de Sylvia Plath  y cuando alguien se acercaba con alguna consulta sacaba la sonrisa más fatal que había visto jamás, esa dualidad me traducía en curiosidad. Me acerqué y le mentí interés sobre una obra de teatro que estaba en cartelera, le pedí su opinión, ella me dijo que le parecía una idiotez que alguien le preguntara si tal o cual obra "estaba buena", porque entonces uno no iría a ver la obra, sino a comparar opiniones (vale aclarar que me fue sincera porque tres o cuatro veces nos habíamos visto, durante minutos breves, al anunciarme como un alumno más de un taller de piano, pero intercambiando sinsentidos para romper la barrera de la simple relación que sucede de ambos lados de un mostrador). Me terminó recomendando otra, un unipersonal  cuya autora fue una ex profesora de ella. donde la mujer hablaba de la ruptura de una pareja haciendo énfasis en todo aquello que compartían, y como esas cosas desde su perspectiva, pasaban de ser de maravillosas a nefastas según la pareja se gastaba. Hablar de relaciones pasadas nos fue un poco odiar (con humor) de a dos, algunos dicen que los romances fugaces nacen de la aversión por las mismas cosas, como si el simple hecho de unirse en rebeldía contra situaciones absurdas hace, irónicamente, nacer algo parecido (pero no) al amor. Nos dejamos llevar, hablamos durante casi una hora, interrumpidos de a ratos por llamadas telefónicas y consultas por horarios que distraían nuestros temas, o daban otros nuevos, como un hombre que llamó y comenzó a contarle sobre una película que había visto pero que no recordaba el nombre, ella me lo escribió en un papel mientras escuchaba, y me sorprendía la abismal diferencia entre sus gestos de burla y cansancio y su tono de voz amable y comprensivo. Le pregunté a qué hora salía, y me dijo que le quedaba una hora y media, y que la noche le parecía perfecta para tomar una cerveza, anticipándose a mi invitación. La esperé (en realidad seguimos hablando hasta que se cumplió su horario). Fuimos a un bar cercano de luces bajas y música fuerte, cosa que criticamos, sumado a otras cosas, como si esa noche fuera una descarga, encontrarse en algo así a veces resulta sano, además de irresistiblemente cautivador. Por algún motivo estábamos en la misma sintonía, la de estar solos de a dos, un estado tan frágil y fugaz como poderoso, por lo que sin importar lo que decíamos, todo era interesante. Con vasos vacíos de cerveza negra, la cabeza llena de impulsos y confesiones a medias, salimos a caminar, nos besamos contra el portero eléctrico de un edificio (nos dimos cuenta cuando tres o cuatro voces distintas nos mandaban a cagar desde mi espalda) y terminamos odiando entre murmullos intensos las paredes finas de una habitación en algún lugar de la ciudad, desafiándonos, como hacen los solitarios a los que los sorprende la primera mano de un juego absurdo. La noche fue fantástica, transformábamos torpeza en búsqueda, hasta encontrar la fusión perfecta, fuimos el escape del otro, llegué por un momento a confundir nuestro momento con una eternidad, pero no me dejé llevar, ya que cuando a dos personas los une el escape y no el encuentro, el tiempo está contenido en un breve reloj de arena. Al final fuí a ver la obra de la que me había hablado, la vi dos veces, una con ella y otra después de ella. La primera vez me gustó, nos pareció hasta gracioso el drama, la segunda la comprendí, no fue para nada alegre, pero la supe disfrutar mucho más.

martes, 30 de septiembre de 2014

Against All Odds

Dices have two options, fantastic or cruel
God took his bet without warning me or you
We gaze at each other, our bodies turned on
Travelling without moving sounds good

Awkward smiles, flashes of light
The lips are empty, the mouth is dry
You're smoking youth, I'm getting high
In times of peace, don't believe the hype

Is there a meaning? I don't know
Against all odds, carry on

Aren't you lovely, am I a fool?
Minutes are bombing our heads, that's true
But I just don't care, neither do you
Playing with fire for us isn't new

Look at his face, now he's so worried
he took his bet, but his nervous smile is obvious
Because we know, how this is ending
Hell sounds like fun, your dress is amazing

Is there a meaning? I don't know
Against all odds, carry on



lunes, 8 de septiembre de 2014

Sin Titulo

Se me escaparon los días. Fuiste (sos) lo mejor que me pasó en mucho tiempo, y por eso me duele haberte perdido tan rápido, si es que te perdí.
No tuvimos oportunidad, arrancamos excelente porque desde el principio hubo algo, desde una cosa tan básica como hablar, nos complementábamos, los silencios incluso no eran incómodos porque estaban llenos de expectativas. Coincidir en lugares era bárbaro, te iba conociendo un poco más, te vi actuar, te escuché cantar (uf! escucharte cantar...), te reíste de mí, nos reímos juntos. Lo que nunca supiste (aunque te lo dije) es que en ese momento, yo todavía no podía, "everything in it's right place" te dije, porque lamentablemente no podía (y no puedo) darte detalles. Cuando superé esa barrera, pequé de ansioso, te fui a buscar como un nene va a buscar sus juguetes cuando vuelve del jardín. No pensé, necesitaba compartir algo con vos, lo que fuera, donde sea, porque ya estaba bien, ya todo estaba en su lugar.
Dos minutos te pedí, me los diste, quería darte algo que la tarde anterior no te había dado porque necesitaba que fuera algo un poco más especial, porque lo valías, y porque te había hecho esperar bastante (quizás).
Pero días después algo cambió, y cambió mucho. Ya no teníamos conversaciones de horas, ya no terminábamos hablando de cualquier cosa, te limitaste a contestarme, ser correcta, devolver cortesías. Necesitaba verte, no tenías tiempo, y la ansiedad se hacía mucho más fuerte. Terminé llamandote una tarde, escuché tu voz, otra vez no podías, me invitaste a creer en vos un ratito más, unos días más, cuando quizas vos ya no creías en mi. Lo malo de no herir a tiempo es que uno no ve que el corte está, y crece cada día un poco más (de todos modos gracias, lo comprendo y lo valoro si ese fue el caso). Estar con vos o no estar con vos se convirtió en la medida de mi tiempo (Perdón Jorge Luis, pero me viene increible esto).
Hoy no sé que hacer, es difícil hacer definitiva la herida, ser uno el que tenga que agarrar el filo que tiene la otra persona para terminarme. Quizás hoy me decís que sí, y todo vuelve a ser como antes, pero ya no lo creo, porque siento que no estás (una parte de mi no quiere convencerse de esto, la otra está escribiendo en este momento para hacerlo). Lo peor de todo es que te mostré este espacio porque no pensaba que alguna vez estarías reflejada de esta manera acá. Vos me decías "aquí y ahora" cosa que nunca terminé de entender (nunca pudimos terminar esa charla, dejamos pendientes muchas) y quizás eso te dio la pauta de que no era lo mejor. No pretendí compromisos antes de tiempo, disfrutarte de a momentos me parecía genial. De todos modos sabia que en un futuro de seguir asi seria inevitable porque ahí sí todavía soy algo "taxativo", cuando me interesa alguien, me interesa de principio a fin, no dudo, lo siento en todo el cuerpo, o me gustás o no me gustás.

Y vos me encantás.


martes, 26 de agosto de 2014

Inmortalidad

Hace muchos años, una tarde que estaba sólo en casa porque mis padres se habían llevado a mis hermanas al médico, llenaba un planisferio con los países europeos, haciendo una lista en hoja aparte porque mi letra en ese entonces era muy grande y desprolija como para escribir sobre los países más pequeños. Las primeras veces lo ignoré, suponiendo que se trataba de una radio lejana, o el televisor del vecino, pero en un momento tuve que detenerme, y escuchar.
-Afuera llueve, todo el cielo-
Pequeño, muy verde y húmedo, un Cronopio (que claro, a mis 9 no tenía idea de lo que era) estaba junto a la ventana, apuntando lo evidente. Parecía un tanto triste, llevaba un diminuto maletín bastante lujoso para algo de aspecto tan descuidado. Le pregunté si se iba de viaje, pero repitió con un poco más de énfasis
-Afuera llueve, ¡Todo el cielo!-
Asentí y le dije que si quería, podía esperar conmigo, que si tenía que ir a algún lugar, le pediría a mi padre a su regreso que lo alcance a la estación a tomar el tren. El Cronopio comenzó a bailar tregua y a bailar espera alrededor de el pequeño maletín, siendo mucho más hábil para la espera que para la tregua, y luego miró la mesa por unos segundos, curioso por lo que yo estaba haciendo, por lo que decidí levantarlo y ponerlo junto al mapa que estaba completando, sin antes gritarme cuando me acerqué al pequeño maletín; gritaba muy fuerte para ser algo tan pequeño, así que dejé el maletín en el suelo, junto a la ventana.
El Cronopio miró el mapa con detenimiento, iba y venía sobre los países y reaccionaba con una fuerte carcajada cuando pasaba por Rumania, Francia e Italia. Le pregunté si había visitado Europa, a lo que contestó, con un dejo de frustración:
-Cronopio, cronopio, cronopio-
Yo le mentí viajes a todos los países de Europa, le hablé de edificios altos y de autos rápidos, pero el Cronopio no me creyó, o perdió el interés porque a mitad de mi discurso estaba nuevamente caminando sobre países. Le pregunté de donde era, y qué hacía en mi casa, pero antes de obtener una respuesta, tomó un lapiz y comenzó a dibujar sobre todo el mapa, pintó Rusia, escribió una mala palabra en Australia e hizo un corazón en Gales. Le pregunté si era galés, y comenzó a bailar espera, lo veía tan contento que lo imité, a lo que reaccionó riéndose histéricamente y luego de la risa, sentenció:
-Muy grande y  muy pequeño para bailar espera-
Ofendido, fui a la ventana y tomé el maletín.
-¡Tonto, tonto, tonto!- me gritó agitando los brazos
Abrí la ventana y amenacé con arrojar el maletín al patio mojado.
-¡¡No!!, !Los Famas se enojan!- se llevó las manos a la cara y comenzó a llorar desconsoladamente.
Me costó hacerlo dejar de llorar, no recuerdo muy bien que le dije, supongo que me asusté, le había ofrecido lápices de colores para dibujar sobre el mapa pero los tiró al piso, le ofrecí juguetes pero no sabía lo que eran así que se puso peor, y en mi desesperación le dije que podía jugar con mi tortuga, y entonces se calmó y ansioso dijo:
-¡Quiero, quiero, quiero!-
Inmediatamente dejé el pequeño maletín sobre la mesa y la fui a buscar, pero cuando volví al comedor, el Cronopio ya no estaba, lo busqué debajo de la mesa, en la cartuchera, en la mochila, incluso miré por la ventana para ver si había salido al patio, pero no lo encontré.
Todavía conservo el mapa que dibujó, solía dejarlo antes de irme a dormir sobre mi mesa de luz con un lápiz para ver si volvía y escribía algo, pero nunca sucedió, supuse entonces que su viaje era muy largo e iría muy lejos.

Jamás hablé del Cronopio, ni con mis padres, ni con mis hermanas, Ni siquiera ayer con mi hija de 6, cuando se acercó a la ventana con un lapiz verde en la mano, y un dibujo de algo pequeño en la otra, salió al jardín, y mirando hacia arriba exclamó:
-Afuera llueve, !Todo el cielo!-


sábado, 16 de agosto de 2014

Post It XIII

Me hiciste mierda, realmente me hiciste mierda.

y el que pidió perdón fui yo.

domingo, 3 de agosto de 2014

Post It XII

Es que vos, tenes la necesidad de contar, para bajar esa fiebre de sentir!!!!!

martes, 22 de julio de 2014

Angels have no thoughts

And as I watched you go, I just couldn't resist that impolite thought, disgusting to the gut, breaking every single rule I've ever stood for, only because I saw you with him, only because you chose a quick fuck rather than the long drunken conversation. You made your decision because you couldn't wait, fast means good because you just let yourself go and you don't give a damn, but slow means bad because you have to stay, and you have to wait, to listen, to think, but of course, pretty girls can't stay because they have to go, they can't wait because they must have, they can't listen because they have to talk, they can't think, because angels have no thoughts.

You can't sing along darling, your voice is not meant to be listened, and that's why I leave.

lunes, 14 de julio de 2014

Dos jaulas

En el suelo estaba la sangre con la que escribiste la última hoja, la lluvia te ponía triste porque sabías que aunque quisieras, el agua no se iba a llevar eso. El espejo ya no era reflejo de lo que nunca fuiste, ahora era el retrato más fiel de la última versión de vos.
Me llamaste y me dijiste que lo roto, roto estaba, y yo te dije mil cosas, la desesperación es verborrágica. No sabía hasta donde llegar, incluso prometí ser aire, no tocarte, solo acompañarte, creyendo que eso era suficiente para que desistieras de lo inevitable. Contemplar el fin de esa manera es desgarradoramente definitivo, no decir nada y mirar los ojos para intentar convencer es una magia muy negra, pudre la cabeza, ya no hay equilibrio, la herida es demasiado profunda.
El dolor en el alma no te lo saca nadie, ya no hay nada más que hacer que contemplar una escena, el amor al adiós en los ojos, el odio al perdón en la boca, el agua que no lava, la sangre que escribe la derrota de la mente, el último llanto del corazón.

lunes, 16 de junio de 2014

Arriba, a la luna

Allá arriba mirarte era fácil. Ni siquiera la lluvia con tanto cristal desviaba mis ojos. Menguábamos entre cervezas para crecer entre besos, el cielo no existía, la noche no importaba. Te tuve que pedir perdón, (te tengo que pedir perdón). Esa tarde de julio del 69 el pequeño paso lo dimos, pero el gran salto fue para atrás, tan para atrás que años despúes soñé con vos y me desperté sinténdome un idiota. No se si hubiese durado o no, pero los motivos en blanco y negro fueron lo estúpido de la juventud. De fondo la lluvia canta, esa canción con la que solíamos despedirnos, y por hoy, no para de llover. 

domingo, 1 de junio de 2014

Post-It XI

Curioso: Vivir en la era de las comunicaciones y extrañar horrores tener una buena conversación.

¿Soy yo o todo se volvió básico?

jueves, 22 de mayo de 2014

Escenas: Matar

Que curioso. Matar para liberarse.
Es empujar el filo contra el pecho, mirando a los ojos, dilatando las pupilas.
Es decir adios del modo más cruel, del modo más fulminante.
Querer acabar con todo en un momento, un momento eterno, pero es eterno mientras dura, después ya no.

Que curioso. Maté para liberarme. Maté para liberarte. Maté para liberarnos.

No me siento bien. No me siento mal. No me siento.

domingo, 4 de mayo de 2014

Post-It X

Yo quise el fin y había más
Yo quise más, no había fin
Lo que yo quise encontrar
Estaba atrás y no aquí.

sábado, 22 de febrero de 2014

Escenas: Un año más

En ese momento me di cuenta que nada estaba bien. Dejé el trago en la mesada mientras ella me seguía hablando de sus vacaciones, y busqué en el bolsillo el celular, para ver la hora; eran las 2:55, no sabía que significaba eso, no buscaba un significado, era un momentáneo escape de la música fuerte, de su monólogo interminable, de mi casa. Mi casa... llena de gente, llena de conversaciones mínimas, de botellas de cerveza, de besos de pasillo y puertas cerradas furtivamente. Le dije que me esperara un minuto y me fui, no lo soportaba, subí las escaleras, pasé frente al baño donde dos chicas que no conocía, me cantaban el feliz cumpleaños y estiraban sus manos hacia mi, esperando una respuesta de mi parte. Sonreí y seguí caminando por el pasillo, agarré la llave de la puerta que da a la terraza (que había mantenido cerrada a propósito) y me encerré afuera, en la noche, auriculares y una lista de jazz y blues que había bajado de bandas sonoras de películas de Woody Allen, y ahí quedé, acostado en la fría cerámica, extrañando charlas de horas con alguien que ya no estaba, y que ya no iba a estar,queriendo cambiar olvido por amor, llorando gin tonic, riéndome por pensar en hacer la idiota llamada de las 3:07 a un número que no tenía más, porque claro, pasaron años, pero es difícil olvidar algo que te hizo tan bien.


miércoles, 22 de enero de 2014

Chapter 2014

Es fascinante como dudo con las líneas que escribo. Escribo, borro, escribo, borro... antes no pasaba eso, pero claro, la falta de costumbre(?)

"No hagas promesas cuando estás feliz" dicen por ahí. Así que no voy a decir que voy a escribir más seguido, porque no puedo asegurarlo.

Me encantó arrancar este año, le tengo muchísima fe, y eso que cada vez creo menos en Dios a pesar de la fiebre por Francisco, pero bueno, la fe no puede tenerla sólo la iglesia, yo me la reservo para mí, y para el universo.

Quiero hacer muchas cosas este año, tengo demasiadas ganas.

Voy a hacer muchas cosas este año, tengo demasiadas ganas.

"No hagas promesas cuando estás feliz"

Pero... si no las hago ahora, cuando las voy a hacer?