jueves, 22 de mayo de 2014

Escenas: Matar

Que curioso. Matar para liberarse.
Es empujar el filo contra el pecho, mirando a los ojos, dilatando las pupilas.
Es decir adios del modo más cruel, del modo más fulminante.
Querer acabar con todo en un momento, un momento eterno, pero es eterno mientras dura, después ya no.

Que curioso. Maté para liberarme. Maté para liberarte. Maté para liberarnos.

No me siento bien. No me siento mal. No me siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario