lunes, 20 de abril de 2015

One Love

No va a funcionar si nos obligamos a amarnos de la misma forma

No hay una sola forma de amar, está mal que solo haya un ideal.

Mientras veamos las cosas de esa manera, para siempre se cuenta con los dedos.

Hay que encontrar a quien pueda, quiera y sepa amar de la misma manera que vos.

Somos siete mil millones. What are the chances?

miércoles, 1 de abril de 2015

No olvidar que los detalles no se olvidan

- Estábamos en una fiesta, tenías sed y me pediste que te diera algo para tomar. Fui a buscarte una cerveza al quincho, me quedé charlando con una amiga, a los veinte minutos me había tomado esa cerveza con ella, vos me viste y no me hablaste más en toda la noche.

- Se había cortado la luz, querías ver un par de capítulos de Six Feet Under en la notebook, yo estaba cansado, no tenía ganas de ver nada. Yo ya había visto la serie, la vi dos veces, te mentí que no la habíamos visto para tener algo para hacer juntos. Hacía semanas que había perdido interés en ese ritual.

- Me revisaste el celular, en mi grupo de amigos había subido una foto de una ex compañera de facultad que estaba buenísima, para joder, creíste que te engañaba con ella, inventaste que teníamos conversaciones (y cuando te dije que revisaras si tenía conversaciones, o su número, para demostrarle que era una locura lo que decía, argumentó que había borrado todo para que ella no se de cuenta). La dejé putearme diez minutos, la traté de pendeja, lloró y se fué.

-No recuerdo la última vez que me dijiste algo con esa picardía tan única que tanto te caracterizaba cuando nos conocimos

- Llegué a organizar 3 partidos de futbol (uno con los pibes, uno con los del laburo, y otro que jamás existió) en una semana para no verte.

- Una tarde te vi subiendo al subte, y no te fui a buscar. Me quedé en el andén, dejé pasar dos para no cruzarte en Constitución.

- Las tres últimas veces que salimos (que no te pasé a buscar), llegaste tarde.

- Dos semanas antes de separarnos, en mi cumpleaños, una de tus mejores amigas me hizo reír como hacía meses no me reía, me sentí cómodo, fuí totalmente auténtico y cuando me di cuenta de eso, en mi  propia casa, ya vacía, a las 6:30 de la mañana, lloré de bronca.

- Mi profesora de piano me decía que estaba tocando mal, que no me concentraba.

- No te regalé nada para nuestro tercer aniversario, y no me preguntaste nada al respecto, ni siquiera me lo echaste en cara el día que cortamos.

-Terminamos una relación de 3 años en 25 minutos. Ni en el noticiero hay resúmenes tan poco coherentes.